Estudio del Paisaje

La diversidad del paisaje de Chile ha sido el escenario de la mayoría de los proyectos del Estudio de Teresa Moller desde su fundación en 1990. Paletas inconfundibles de plantas y materiales son utilizados en una variedad de lugares desde el desierto de Atacama en el norte, a la región de los lagos en el sur, así como desde la costa del Pacífico a la Cordillera de los Andes en el oeste. Esta diversidad ha desarrollado una manera de trabajar en el Estudio, que aborda cada proyecto examinando los elementos valiosos del sitio en conjunto con los sistemas naturales que lo rodean, ecología local y arquitectura. Por lo tanto, cada proyecto es un resultado directo y único de su ambiente. El trabajo tiene una base arquitectónica, una geometría que da estructura al paisaje sobre la cual la vegetación interactúa más libremente. Su trabajo se caracteriza por su simpleza; Teresa cree firmemente que en esa simpleza se encuentra su fuerza. Esta fuerza une la naturaleza y arquitectura y actúa como punto de interacción entre el hombre y su entorno. Desde las similitudes existente entre las variadas ecologías del paisaje de la costa del Pacífico, surgen evidentes influencias del oriente.

El Estudio trabaja en los espacios residenciales, público urbano, comercial, institucional y agrícola y cuenta con muchos proyectos construidos a la fecha. Busca colaborar con arquitectos y clientes, aprovechando las fortalezas y conocimiento de cada participante para alcanzar una solución de diseño integral que sea tanto eficiente como elegante.

  • en
  • es